Capilla de san François de Laval

Capilla funeraria de san François de Laval

Monseñor de Laval fue el primer obispo de Quebec. Fundador del Seminario de Quebec (1663) y de la parroquia Notre Dame (1664). A su muerte, en 1708, su cuerpo fue enterrado debajo del coro de la catedral para enseguida ser desplazado, según su voluntad al exterior de la capilla del Seminario de Quebec (1878).

Las tumbas de otros obispos de Quebec están ubicadas en una cripta de la catedral mientras que la capilla exterior del Seminario, antes de estar cerrada al culto, fue adaptada como capilla funeraria en 1993. El concepto arquitectónico fue desarrollado por el señor Émile Gilbert cumpliendo con la arquitectura de la catedral.

San François de Laval

Este retrato de san Francisco de Laval esta visible en la sala contigua.

San François de Laval (1623-1708) fue un constructor audaz. Guardamos la imagen de un hombre totalmente devoto a su trabajo e ingenioso quien supo organizar de manera brillante esta naciente diócesis, a pesar de sus pocos recursos financieros. Para hacerlo realidad, fundó el Seminario de Quebec y otras instituciones, y promovió la lucha por los derechos de los pueblos autóctonos.
Monseñor François de Laval fue canonizado por el papa Francisco en abril del 2014. También fue reconocido como personaje histórico de la historia de Quebec, conforme a la ley del patrimonio cultural en el 2018.

Título de la obra:
Saint François de Quebec Giclée
Mix médium
Por Daniel Abel, artista-pintor, 2014.

El Yacente de san François de Laval

Las escultoras Jules Lasalle y Marion Ducharme crearon el yacente en bronce. Esta obra representa a san François de Laval con su vestimenta de sacerdote, los ojos abiertos con mirada reflexiva. Su ataúd, cubierto de plomo, se encuentra ubicado justo debajo de su yacente y no en una cripta.

La misión en el nuevo país

En 1659, François de Laval llegó a Quebec, enviado por la Santa Sede como vicario apostólico. El territorio que le fue confiado corresponde a los límites de Nueva Francia, que corresponde todo América del Norte, al norte de las colonias españolas, con excepción de las 13 colonias británicas.

El mapa geográfico en el suelo, en relieve y en granito negro, muestra la inmensa diócesis de Quebec en el siglo XVII. Se trata de la primera diócesis católica en América del Norte, fundada en 1674, en donde el primer obispo fue François de Laval.

A cerca de

A su muerte en 1708, monseñor de Laval fue sepultado en su catedral. Con el paso del tiempo su ubicación exacta había quedado en el olvido, pero en 1878, después de algunos trabajos de excavación, obreros desenterraron varias tumbas episcopales entre ellos el ataúd de Monseñor de Laval. Sus restos fueron trasladados al Seminario de Quebec, en el mismo año, para respetar el deseo de Monseñor de ser enterrado en su Seminario, el cual no pudo ser respetado desde el principio debido al incendio de la capilla del Seminario en 1705.

En 1950, los representantes del Seminario decidieron instalar la tumba de François de Laval en un mausoleo contiguo a la capilla exterior del Seminario de Quebec, para facilitar el acceso a su tumba. Cuando la capilla exterior del Seminario cierro el acceso al culto, se consideró construir una capilla nueva, esta vez al interior de la Basílica Catedral Notre Dame.

La ejecución de las obras que se aprecian en la capilla funeraria de san François de Laval comenzó en noviembre de 1992, con la supervisión del arquitecto Emile Gilbert quien hizo un llamado a los artistas Jules Lasalle y Marion Ducharme. La construcción de esta capilla le fue confiada a la firma de Hervé Pomerlau Inc. Y los costos de construcción le fueron otorgados al Seminario de Quebec.
La inauguración de esta capilla fue impuesta por Monseñor Maurice Couture, arzobispo de Quebec, en el transcurso de una celebración eucarística el 29 de mayo de 1993.



Excerpt of
Guía de la Basílica Catedral de Notre-Dame de Quebec

View the complete tour with the BaladoDiscovery app for free on Android or iPhone/iPad