La nave central

A su alrededor

La nave está dividida en tres partes, comprende de una central y dos laterales. Los pilares de concreto que delimitan la parte central de la basílica con relación a los lados colaterales corresponden a la ubicación de las paredes de la primera iglesia (1647).

La exuberante decoración de esta iglesia fue destinada para el aprendizaje de la fe. Resaltando el cielo azul del techo, desde el inicio hasta la parte trasera, el escenario invita a los devotos y a los transeúntes a vivir en medio de ángeles y santos.

El púlpito y el dosel-tornavoz

Antes de la invención de los micrófonos, el púlpito estaba en una tribuna que permitía al padre ser escuchado por un grupo de devotos, dando por hecho su posición central. Esta obra de estilo Luis XV sobresale por la forma artística de cada una de sus partes y por los pequeños detalles que lo conforman.

El dosel-tornavoz, que aparece en 1808, es una cúpula situada sobre el púlpito, la cual asegura un reflejo de la voz del predicador hacia el público. De este modo, la voz del orador puede escucharse a gran distancia.

Este púlpito fue construido después del incendio de 1922. Entre el púlpito y el dosel-tornavoz está ubicado un medallón dorado con la imagen de Santo Thomas de Aquino. Los escultores detrás de esta obra fueron Maxime Roisin y Raoul Chenevert. Se trata de una reproducción de la obra original creada por Jean Baillairgé en 1768.

El dosel

Encima del altar, podemos encontrar el dosel, obra maestra de François Baillairgé. Éste supo resolver el problema de la estrechez de la capilla mayor creando una estructura que en vez de estar sostenida en pilares impuestos, descansa sobre ángeles cariátides fijos sobre la pared. La versión original fue hecha entre 1787 y 1795.

Después del incendio en 1922, el escultor francés André Vermare rediseñó el dosel, tomando en consideración la obra original. Sin embargo, decidió utilizar el yeso armado, un material no combustible, en vez de madera. Se puede notar su forma de semi-corona ubicada encima del altar, para recordarnos que Cristo es nuestro rey.

El Cristo en gloria

La altura del dosel representa el Cristo glorificado, resplandor de luz, rodeado de querubines, con los pies reposados sobre la tierra. Resucitado y glorificado, sostiene la cruz e indica el camino hacia el paraíso. Después de siglos, aún aporta un mensaje de esperanza a todo un pueblo.

El altar mayor

La parte superior del altar conmemora la fachada de la Basílica de San Pedro, de Roma. Fue elaborado entre 1924 en Quebec por los artistas Raoul Chenevert y Maxime Roisin. Éste último esculpió, pulió y refinó las hojas de metal que al igual pintó y ensambló. Está principalmente constituida de madera, aunque algunas partes están hechas de metal. Es el mismo modelo que el altar original, destruido por las llamas en 1922 y diseñado por François Baillairgé en 1798.

Una donación memorable

Posteriormente al incendio de la catedral el 22 de diciembre de 1922, su santidad Pie XI hizo una donación de 50 000 francos al cardenal Bégin. Esta suma fue utilizada para el nuevo altar superior. De lado izquierdo del altar podremos encontrar la placa conmemorativa para recordar esta generosa ofrenda: “Pie XI, pontífice supremo, erigió este altar con sus propios recursos”.

La inmaculada Concepción

La inmaculada Concepción es la patrona principal de la diócesis de Quebec y de la parroquia de Notre Dame.

Este cuadro fue pintado en 1924 por María Elmina Lefebvre (1862-1946), conocida como Hermana María de la Eucaristía, la fundadora del taller de pintura de las Hermanas de la Caridad de Quebec. Se trata de una pintura al óleo, sobre lienzo.

Una versión anterior del cuadro de la inmaculada Concepción fue pintado por el francés Charles Le Brun (1619-1690). Desafortunadamente, ese cuadro también fue destruido por el incendio de 1922.

Estatuas del lado izquierdo del altar superior

Las 6 estatuas ubicadas alrededor de la capilla mayor son las obras del escultor francés André Vermare. Dichas estatuas fueron producidas en París en 1924. Estos representan al apóstol Pierre, primer papa, San José, jerarca de la sagrada familia y al patrón secundario de la diócesis de Quebec.

Estatuas del lado derecho del altar superior

Estas representan Santo Flavien (a la izquierda) y Santa Felicité (en el centro), mártires de la Iglesia de Roma en donde San Francisco de Laval recibió las reliquias en 1662. La estatua que se encuentra al extremo derecho representa el apóstol Paul. Estas estatuas están hechas de yeso moldeado y cubiertas de lámina de oro. Cada una tiene una altura de 180 cm, 63 cm de largo y 58 cm de profundidad.

El trono y el dosel episcopal

El trono episcopal es la sede del obispo. También nombrado “cátedra”, De ahí proviene el término conocido como catedral. Este mueble religioso, hecho de madera, fue esculpido en 1925 por Lauréat Vallieres, un artista de renombre de la época, según los planes originales de François Baillairgé.

La pieza original fue esculpida y recubierta por láminas de oro. Su construcción duró casi 8 años, de 1787 a 1795.

Con respecto al dosel que se encuentra por encima del trono episcopal, Raoul Chenevert siguió los trabajos de Georges Émile Tanguay quien murió el 6 de noviembre de 1923, en Quebec. Ocultó las obras de Maxime Roisin, arquitecto de origen parisino. Ellos principalmente utilizaron roble, al igual que el metal. Este mueble religioso fue esculpido y cubiertas con láminas de oro. Se puede apreciar la presencia de un querubín, maíz, flor de azahar, una corona, un bastón, así como la virgen inmaculada y San Luis, santos patronos de la diócesis de Quebec.

La banca del Consejo

La banca del Consejo se encuentra en el centro de la nave, frente al púlpito, fue reconstruido en 1924 según los planos originales de François Baillairgé, en 1799. Originalmente, el maestro carpintero Pierre Émond colaboró con François Baillairgé para su realización en el año de 1800.  

El dosel sobre la banca data de 1924, representa la Asunción de María, quien se eleva al cielo rodeada de ángeles. Ésta es una creación de André Vermare.

Un relicario con la imagen de Samuel de Champlain se encuentra debajo del dosel, como recuerdo del fundador y gran administrador de Quebec.

¿Para qué sirve la banca del Consejo?

Esta banca fue diseñada para los miembros del consejo quienes son laicos participativos de la parroquia. La banca estaba apartado para ellos. Las personas autorizadas a sentarse tenían cercanía al padre cuando tomaba la palabra en el púlpito. Estaban sentados frente a él.

Órgano de la tribuna

El imponente órgano que se percibe en la parte trasera de la basílica fue totalmente restaurado en 1983 por Guilbault Thérien. Consta con un poco más de 5,000 conductos, este instrumento fue diseñado por la firma Hermanos Casavant en 1927, siendo el sexto órgano en la historia de la basílica. El órgano dispone de cuatro teclados manuales y un pedal.

La cabina del órgano, en el centro, fue diseñado por el arquitecto montrealense James Kennedy. Inspirada en el arco del triunfo, esta obra es decorada por dos estatuas que simbolizan la inspiración y la improvisación, las dos facultades principales del organismo. Fue creado por Elzear Soucy, escultor quebequense (1876-1970). En la cabina del órgano, se pueden encontrar los escudos de monseñor de Laval, también los del cardenal Taschereau y el cardenal Bégin.



Excerpt of
Guía de la Basílica Catedral de Notre-Dame de Quebec

View the complete tour with the BaladoDiscovery app for free on Android or iPhone/iPad